Las empresas son clave para la generación de más empleos formales y el desarrollo de las familias mexicanas.

En esta época de crisis sanitaria y económica lamentablemente se han perdido cientos de empleos formales e informales en nuestro país, la cifra va en aumento, pues hasta que las actividades no se normalicen para los empresarios mexicanos es todo un reto.

El entorno financiero es complicado para todos, las últimas cifras han demostrado que hasta la fecha se han perdido alrededor de 1 millón de empleos formales.

Sin embargo, dentro de todo este complicado escenario es importante resaltar la gran labor que hacen todos los días las empresas mexicanas, sin importar si son grandes, pequeñas o medianas compañías, pues son clave para la generación de más empleos formales y el desarrollo de las familias mexicanas.

A lo largo de los últimos años ha hecho un esfuerzo por formalizar la economía y elevar el nivel del empleo formal, así, los sectores productivos y los principales actores económicos, como el sector público deben seguir fortaleciendo la combinación de capacidades para continuar en el objetivo de mejorar la calidad del empleo y de los salarios, para contribuir a elevar los niveles de bienestar de los mexicanos.

Beneficios del empleo formal

El empleo formal incluye a los trabajadores que tienen una relación laboral reconocida y que hacen cumplir sus derechos laborales, como seguridad social, beneficios no salariales de liquidación o finiquito al término de la relación de trabajo.

Otorga a los individuos mayor certeza sobre su situación laboral y está correlacionado con niveles más altos de productividad.

Los trabajadores bajo contrato gozan de algunos beneficios como las jubilaciones, cobertura de salud, seguro de desempleo, protección contra riesgos del trabajo, un sueldo fijo, aguinaldo, vacaciones, prima vacacional, día de descanso semanal, licencia de maternidad, prima de antigüedad, utilidades, entre otras más.

Alrededor de la República Mexicana se realizan ferias del empleo con la finalidad de acercar oportunidades laborales de manera formal para los mexicanos, y así, contribuir al crecimiento de nuestra economía, impulsando a todas las familias de nuestro país y asegurando el futuro de cada uno de ellos.