La RSE bajo la perspectiva individual

La Responsabilidad Social Empresarial, se puede definir por el conjunto de acciones y decisiones que una organización ejecuta con la finalidad de buscar el bien común y mejorar las condiciones de vida de sus stakeholders. Sin embargo, ¿Qué es un conjunto sin partir de lo individual?

Antes de formar parte de un grupo, nos encontramos nosotros en el centro como individuo. Diariamente tomamos cientos de decisiones, unas sencillas y otras más complejas que requieren un nivel de análisis mayor y con ello, podemos estar de acuerdo que la toma de decisiones conlleva consecuencias que pueden generar beneficios o efectos negativos y sea cuál sea el resultado, lo más importante es asumir la responsabilidad de las consecuencias.

Por mucho tiempo, hemos convivido entre grupo, rigiéndonos sobre las decisiones que la sociedad en general toma, sin embargo, no nos percatamos del impacto que una pequeña o gran decisión propia, puede generar a terceros. De esto parte la Responsabilidad Social, me hago responsable de las decisiones que tomo y asumo los retos que esto conlleva, además, analizo cada escenario como resultado de mi elección y me pregunto, ¿podría yo hacerme cargo de esa situación?, un claro ejemplo de lo mencionado, es el  problema más común que nos enfrentamos, la basura en las calles, muchas personas no hacen consciencia de la consecuencia de arrojar residuos, además de la contaminación, la basura desencadena inundaciones al obstruir las coladeras, y aun así, las personas se preguntan por qué pasa e incluso se molestan sí esto les afecta, pero ¿se preguntaron al tirar basura en la calle, sí serían capaces de hacerse responsables de la consecuencia?, es difícil creer que exista alguna persona que le guste las inundaciones.

Así como el ejemplo de la basura en las calles, hay muchos más que impactan no solo el medio ambiente, también a tu comunidad, familia, amigos, compañeros de trabajo e incluso personas que tal vez no conozcas. Es por esto que la Responsabilidad Social nace de uno mismo, parte de reconocer que existe una problemática o situación que debe ser resuelta de la mejor manera posible y que la elección, debe impactar a menor o mayor medida posible a tu círculo. Otro ejemplo de elecciones, consecuencias y responsabilidades, son las elecciones para elegir a nuestros gobernantes. Como ciudadano, tienes la responsabilidad de ejercer tu voto de forma inteligente, informada y pensando en el bienestar del país (esto genera un bien común), pero sí tú como otros ciudadanos, decide no salir a votar, tu decisión ha sido no dar tu opinión, no externar tus preferencias y ello conlleva a que otras personas decidan por ti, ¿estás dispuesto a respetar la decisión que otras personas tomaron, aunque esta no sea de tu agrado? , no podemos dejarle la responsabilidad de uno a otros, no podemos culparlos de las consecuencias que nosotros mismos hemos provocado, porque desde decir un no, ya decidiste y ya impactaste a tu alrededor. Esto mismo ocurre cuando llevamos estas elecciones a tu empresa, la forma en la que ejerces tus principios y valores, son un reflejo de lo que tú en lo individual realizas consciente o inconscientemente durante tu rutina diaria.  Recuerda que antes de colocarte una etiqueta de empresario, jefe, líder, colaborador, compañero, pareja o hermano, eres un individuo que tiene autonomía e independencia y que aprender a guiar tus decisiones básicas, te ayudarán a ser más resiliente cuando tengas situaciones personales o laborales más complejas.

Aprendamos a hacernos cargo de nuestra suma o resta que aportamos a la sociedad, busquemos mejorar y no señalemos cuando se busquen responsables, porque recuerda que a mayor o menos medida, todos somos formamos parte para la solución o incremento del problema.

0 respuestas

Deja una respuesta

¿Quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.