La fórmula para un equipo tranquilo y sin estrés: una banda de rock y unos chocolates.

Hablemos de negocios, de rock y de una de las bandas icónicas más importantes de todos los tiempos, quizá las nuevas generaciones sepan muy poco de esta agrupación; pero claro que han escuchado alguna de sus canciones. Por ejemplo, “Jump”, “Runnin’whith the devil” o “Eruption”.

¿Ya sabes de quiénes estamos hablando? Sí, de la banda Van Halen que no sólo hizo historia con las canciones que hoy en día representan a la época de las chamarras de cuero, jeans ajustados y t-shirts blancas, también nos dejó una gran lección de negocios.

La mayoría de los artistas tienen gustos extravagantes y muchos suelen darse a conocer por sus caprichos, por ejemplo, hay quienes antes de cualquier presentación piden masajistas o charolas con exótica comida.

En el caso de la banda Van Halen, los músicos pedían que en su camerino hubiera cervezas, agua Evian y un tazón repleto de los famosos chocolates M&M´s, sin embargo, esta última petición tenía un requisito más: el tazón no podía tener ni un chocolate color café.

Así que quien contrataba a la banda, tenía que cumplir al pie de la letra con este requisito, porque en caso de encontrar un solo chocolate café, el contrato se cancelaría y la empresa tendría que pagar una multa o todo el evento.

Rock, chocolates y negocios

Seguramente te sigues preguntando qué tiene que ver el capricho de una banda con los chocolates color café y aumentar la productividad de tu equipo de trabajo.

Hace 10 años, en una entrevista a David Lee Roth, vocalista del grupo, le preguntaban sobre esa extraña petición antes de los conciertos, el integrante de la banda confesó que era real, sin embargo, la historia completa da otro panorama.

La banda viajaba por todo Estados Unidos con un enorme escenario, lámparas, sonido, luces y un equipo enorme de producción que ayudaba y cuidaba que todo saliera a la perfección sin poner en riesgo al público o el equipo que utilizaban para sus presentaciones.

Para asegurarse de que el staff que estaría detrás de cada una de sus presentaciones tuviera un buen desempeño, decidieron hacer un contrato para detallar cada una de las cosas que la banda solicitaba. Sin embargo, aún así no cumplían con cada cosa estipulada.

Por eso decidieron agregar en medio del contrato la cláusula de los chocolates café, en ese momento, Mars no producía M&M´s de un solo color, así que la única opción era quitar a mano cada chocolate color café para cumplir con ese requisito.

Según las palabras del vocalista de Van Halen, es que si los organizadores habían sido tan meticulosos para poner a alguien a quitar los M&M´s color café, seguramente lo habían hecho con el equipo de sonido, lámparas y seguridad del evento.

Aplícalo en tu equipo

 ¿Cómo puedes aplicar esto en tu equipo de trabajo? Aunque suene extraño, esta táctica es extremadamente efectiva para monitorear el estado de ánimo de tus colaboradores.

Recordemos que el objetivo de la banda era revisar de forma rápida si el contrato había sido revisado en su totalidad, por lo tanto se enfocaban en un indicador clave que les confirmaba lo anterior.

En tu equipo de trabajo hay miles de indicadores clave de desempeño con los cuales puedes evaluar su efectividad y eficiencia, sin embargo puedes implementar indicadores de bienestar que te ayuden a encontrar pequeños cambios en el ánimo de ellos.

Un ejemplo de esto es el saludo, si tu equipo está en armonía probablemente notes que sus saludos son cordiales y amables, en cambio si tu equipo está bajo mucho estrés o una sobrecarga de trabajo, estos serán más fríos, secos e,  incluso, inexistente. Es importante notar estos cambios para poder reorientar los esfuerzos y mantener la tranquilidad dentro de la organización.