Home office en las empresas: soluciones a distancia.

Una realidad tangible es que la pandemia causada por el COVID19 ha sido un duro golpe para el mundo entero, y todos los aspectos de nuestras vidas de alguna manera se han visto afectados y modificados.

Para las empresas, la contingencia sanitaria también ha traído repercusiones, no sólo a nivel económico, sino también a nivel operacional ya que muchas de sus actividades tuvieron que adaptarse para ser realizadas vía remota.

A 4 meses de haber comenzado la cuarentena en diferentes zonas del país, el ‘home office’ en las empresas se ha convertido en una modalidad muy útil para mantenerse funcionando a distancia y, aunque al comienzo fue difícil adaptarse, actualmente, esta forma de trabajar se ha ido perfeccionado y convertido en una opción realmente funcional para laborar.

¿Llegó para quedarse?

La pandemia en la que el mundo se ha visto inmerso ha orillado a las personas a permanecer en casa con el fin de evitar la propagación del virus, sin embargo, hace unas semanas el semáforo epidemiológico cambió del rojo al naranja en varias entidades del país, con lo que algunas actividades se pueden reanudar de forma presencial.

Aunque en algunas compañías se comenzó a aplicar el regreso paulatino y controlado a las instalaciones, otras muchas han visto en el home office en las empresas como una herramienta que podría quedarse como dinámica laboral.

Y es que además de evitar la aparición de nuevos casos por coronavirus, trabajar desde casa puede traer beneficios para tus trabajadores y tu compañía.

  1. Evita conglomeraciones

Mantener las actividades de tus colaboradores desde casa, ayuda a disminuir el flujo de personas en la calle y, por lo tanto, la posibilidad de que ellos puedan infectarse por coronavirus.

Además, evitas el tránsito vehicular y la emisión de gases contaminantes.

  1. Aumento de la productividad

El home office en las empresas también se traduce en una mejora de su desempeño, ya que tus colaboradores evitan factores como los traslados, horas picos y se sienten más cómodos desde casa.

La suma total de esto reditúa en que desempeñan sus actividades con mayor ímpetu.

  1. Fortalece tus finanzas

Así es, el home office en las empresas también representa un beneficio económico ya que el laborar desde casa te ahorra el uso de espacio y servicios, así como los insumos que se utilizan a diario en tus instalaciones.

Aunque aún estamos en un proceso de transición a la ‘nueva normalidad’, es importante que puedas analizar qué tan factible es que tus colaboradores regresen a tus instalaciones, quizá puedas realizar un programa para que 2 o 3 días a la semana ellos puedan laborar desde casa.

Recuerda que recuperar y levantar al país es tarea de todos. Haz tu parte en esta gran misión y asume el Compromiso Social Empresarial MX.

Los empresarios en el regreso a la ‘Nueva Normalidad’.

Durante las últimas semanas del mes de julio, se ha visto un cambio del semáforo epidemiológico, pasando del rojo al naranja, por lo que se piensa que las algunas actividades cotidianas podrían reiniciarse.

Este reinicio paulatino de operaciones se perfila como una señal positiva para las empresas y las familias mexicanas, ya que es mediante la reactivación de la economía que los estragos financieros causados podrán comenzar a repararse.

Sin duda, la contingencia sanitaria ocasionada por el COVID-19 marcó un antes y un después en nuestra actualidad y es que las consecuencias que dejó a su paso repercuten en temas de salud, convivencia social y economía.

Aunque jamás se podrá resanar el daño causado por los lamentables fallecimientos de las personas, es labor de todos nosotros comenzar a recuperar los que la pandemia nos quitó y, sin duda, el empleo es una forma de hacerlo.

Si tú empresario estás por reiniciar tus operaciones en tu centro de trabajo, ya estás asumiendo un compromiso real con México y sus habitantes, ya que provees empleo formal y pagas sueldos justos para que tus colaboradores puedan seguir proveyendo a sus hogares.

Sin embargo, sabemos que podemos hacer mucho más por ellos ante este regreso a la ‘Nueva Normalidad’ y que puedes brindarles mayor protección para que puedan realizar sus labores en tu empresa.

Toma en cuenta lo siguiente

  1. Prioriza el trabajo en casa

Aunque el semáforo haya cambiado, no es estrictamente necesario que todos tus colaboradores regresen al mismo tiempo. Realiza un esquema de tu equipo y analiza quiénes de ellos pueden seguir laborando desde casa, así evitarás conglomeraciones y un posible rebrote.

  1. Horarios flexibles

Si existen colaboradores que están listos para volver, puedes diseñar un esquema de trabajo en el cual no tengan que realizar sus traslados en ‘horas pico’ y ajustar los horarios de entra y salida en lapsos donde la afluencia de personas no sea mucha.

  1. Equipo necesario

Ahora que consideras reabrir tus instalaciones, provee de dispensadores de gel sanitizante, tapetes desinfectantes, mascarillas y cubrebocas para quienes tengan que desempeñar sus labores presencialmente.

  1. Remodela

Ante el regreso a la ‘Nueva Normalidad’ en tu empresa, será fundamental que sigas procurando ‘Susana Distancia’, por lo que probablemente tengas que reordenar algunos espacios y mobiliario con el fin de que exista la separación necesaria entre tus colaboradores.

  1. Sueldos justos

Sabemos que estos meses han sido realmente duros para las empresas del país, y que la contingencia llevó a muchas de ellas a un cierre, sin embargo, el hecho de mantenerte en operación ha permitido que tú y muchos más mexicanos sigan en pie.

Pese a que arrancar operaciones puede ser implicar un gasto fuerte, el proveer a tus colaboradores de un salario digno y empleo formal será realmente una gran bendición que además a la larga traerá beneficios para ti y tu compañía.

Frente a este regreso a la ‘Nueva Normalidad’, es importante que tus colaboradores vean en ti el compromiso de salir adelante juntos, así como el valor de continuar cuidándonos unos a los otros.

Sé ejemplo para otro y contagia de buenas prácticas a las demás empresas. Recuerda que México es más fuerte cuando estamos unidos.

 

Las empresas son clave para la generación de más empleos formales y el desarrollo de las familias mexicanas.

En esta época de crisis sanitaria y económica lamentablemente se han perdido cientos de empleos formales e informales en nuestro país, la cifra va en aumento, pues hasta que las actividades no se normalicen para los empresarios mexicanos es todo un reto.

El entorno financiero es complicado para todos, las últimas cifras han demostrado que hasta la fecha se han perdido alrededor de 1 millón de empleos formales.

Sin embargo, dentro de todo este complicado escenario es importante resaltar la gran labor que hacen todos los días las empresas mexicanas, sin importar si son grandes, pequeñas o medianas compañías, pues son clave para la generación de más empleos formales y el desarrollo de las familias mexicanas.

A lo largo de los últimos años ha hecho un esfuerzo por formalizar la economía y elevar el nivel del empleo formal, así, los sectores productivos y los principales actores económicos, como el sector público deben seguir fortaleciendo la combinación de capacidades para continuar en el objetivo de mejorar la calidad del empleo y de los salarios, para contribuir a elevar los niveles de bienestar de los mexicanos.

Beneficios del empleo formal

El empleo formal incluye a los trabajadores que tienen una relación laboral reconocida y que hacen cumplir sus derechos laborales, como seguridad social, beneficios no salariales de liquidación o finiquito al término de la relación de trabajo.

Otorga a los individuos mayor certeza sobre su situación laboral y está correlacionado con niveles más altos de productividad.

Los trabajadores bajo contrato gozan de algunos beneficios como las jubilaciones, cobertura de salud, seguro de desempleo, protección contra riesgos del trabajo, un sueldo fijo, aguinaldo, vacaciones, prima vacacional, día de descanso semanal, licencia de maternidad, prima de antigüedad, utilidades, entre otras más.

Alrededor de la República Mexicana se realizan ferias del empleo con la finalidad de acercar oportunidades laborales de manera formal para los mexicanos, y así, contribuir al crecimiento de nuestra economía, impulsando a todas las familias de nuestro país y asegurando el futuro de cada uno de ellos.